Yasmin Ortega 5 septiembre, 2018

Las Naciones Unidas nacieron con la misión de preservar a la humanidad del flagelo de la guerra. En ese contexto, la cultura de la no violencia se enmarca como una forma de lucha por los derechos civiles y los cambios sociales de manera que preserva y garantiza el cumplimiento de esa misión al promover los cambios dentro de una cultura de paz.

Además, como señala la resolución de la Asamblea General, por la que se estableció este día, la no violencia, la tolerancia, el pleno respeto de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, el entendimiento mutuo y el respeto por la diversidad se interrelacionan y refuerzan con la democracia y el desarrollo.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *